Condiciones de alquiler de embarcaciones

Toda embarcación lleva consigo una fianza, que se determinará en función del tiempo de alquiler y tipo de embarcación.

El arrendatario será responsable de la conservación y buen uso de la embarcación y sus complementos, en caso contrario podrá existir una penalización que cubra el valor del accesorio perdido/deteriorado, sin perjuicio de las acciones legales que pueda iniciar el arrendatario.

Es necesario que el arrendatario o la persona que va a tripular la embarcación lleve siempre la titulación en vigor, ya que si no lo lleva podrá ser multado por las autoridades españolas.

Todas las infracciones y gastos asociados y cualesquiera otros producidos durante el alquiler, que sean de su responsabilidad, serán a cargo del arrendatario, sin perjuicio de las acciones legales que pueda iniciar.

El Arrendatario será responsable del correcto repostaje de la embarcación y caso de que no suceda se facturará el importe que corresponda al combustible consumido más 16€ en concepto de gastos.

Campello Charter se reserva el derecho a denegar el alquiler en función del historial de incidencias del Arrendatario o del incumplimiento de las Condiciones Generales.

En caso de no disponer del modelo seleccionado, se entregará un modelo de categoría similar o superior.

Se devolverá el importe integro (depositado) al arrendatario siempre que Campello Charter no pueda hacer entrega de la embarcación por cualquier incidencia derivada de avería o indisposición de la nave. El cliente podrá si lo desea reservar otras fechas en las que Campello Charter le dará preferencia por el agravio producido.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies